Noticia

Tips Para evitar Fraudes Electrónicos

Hoy en día los fraudes electrónicos bancarios han ido en aumento, es por eso que a continuación te detallamos los más comunes y cómo identificarlos, ayudándote a prevenirlos:

1.- Suplantación telefónica

Este fraude consiste en que una persona se hace pasar por un ejecutivo bancario para informarle al cliente que tiene excedentes en su cuenta, ha recibido un beneficio o que su cuenta ha sido bloqueada. En la mayoría de los casos piden el RUT, claves y/o combinación de tarjeta de coordenadas. Es importante reconocer que en ningún caso un ejecutivo bancario está instruido para pedir contraseñas o combinaciones de tarjeta de coordenadas, ya que con estos datos se tiene acceso total a sus cuentas.

2.- Suplantación de Cuentas en Redes Sociales

Este fraude es uno de los más frecuentes en los últimos meses. Como las redes sociales -Facebook y Twitter, principalmente- cumplen un rol fundamental en la interacción de las grandes marcas con sus clientes, éstas se convirtieron en uno de los canales principales al momento de hacer consultas o reclamos. Dada esta situación, los estafadores suplantan las cuentas de bancos y se hacen pasar por ejecutivos que dialogan a través de estos canales con el fin de obtener los datos y claves bancarias de los clientes. Al igual que en la suplantación telefónica, es importante reiterar que los bancos no piden este tipo de información personal a través de ningún canal.

¿Cómo saber si es una cuenta suplantada? A continuación detallamos los pasos que debe seguir para evitar caer en este tipo de fraude. Es importante revisar todos los pasos, con el fin de asegurar una máxima efectividad.

1. Ingresar al perfil de la cuenta y buscar el sello de verificación. Hay cuentas oficiales que no están verificadas, por eso es necesario seguir revisando los demás ítems de la lista.

2. Revisar el nombre de la cuenta. Si bien los nombres de las cuenta pueden ser exactamente iguales, los nombres de usuario no lo serán, ya que las redes sociales no permiten duplicados. La forma de identificarlos es: en Facebook, el nombre escrito -todo junto- que aparece debajo del nombre de perfil y que se muestra con un @ al inicio; mientras que en Twitter basta con fijarse en el @. En ambos casos debe estar correctamente escrito.

3. Ver la fecha de creación. Más efectiva en Twitter, plataforma que indica la fecha de creación de la cuenta en el perfil. Si es una fecha reciente, es un alto indicador de que podríamos estar frente a una cuenta suplantada.

4. Ver Cantidad de seguidores o me gusta. Muchas de estas cuentas han sido creadas con el único propósito de cometer algún fraude, por lo que tendrán una baja cantidad de seguidores o me gusta.

5. Revisar las interacciones con otros clientes. Un buen filtro para saber si una cuenta es real o no, es la actividad de la misma; ver si mantienen una comunicación con otros clientes y lo más importante: si hay reclamos o alertas de otros usuarios de que se podría tratar de una cuenta ilegal.

3.- Mensajes de texto o emails con links sospechosos

Esta práctica, conocida como "phishing", consiste en un mensaje de texto (SMS) o correo electrónico enviado a los clientes, invitándolos a hacer click en un link. El link generalmente corresponde a un duplicado del sitio oficial del Banco, es decir, una réplica. Con esto buscan que los clientes ingresen sus datos, como lo harían de manera normal, y obtener los datos y claves bancarios.

Tips para evitar ser víctima de phishing

1. Revisar en la barra de direcciones que el nombre de la institución esté correctamente inscrito. Como los nombres de dominio son únicos, es común que estos sitios tengan el nombre incorrecto. Por ejemplo: bancoestaddo.cl o bancodelestado.cl

2. Revisar el certificado de seguridad en el sitio. Este certificado tiene forma de candado al inicio de la barra de navegadores. Si está íntegro, el sitio es seguro; sin embargo si tiene una línea roja o se muestra abierto, el sitio no es seguro.

3. No ingresar a los links. Las entidades financieras no envían links en sus mensajes o correos, por lo que uno que lo incluya es probable que se trate de una estafa.

4. En caso de duda, ingrese al sitio desde su navegador. Si quiere verificar o duda de la procedencia del mensaje, lo más recomendable es no hacer click en él e ir directamente a la página desde su navegador. Si ya ha visitado el sitio antes, este aparecerá en la barra de navegación; si es primera vez, busque el link al sitio en sus redes sociales oficiales o ingresando el nombre de la entidad en el buscador de Google.
Si bien nunca estamos exentos de ser víctimas de fraudes electrónicos, estos tips le serán de ayuda para saber cómo identificarlos.
Lo más importante es señalar que jamás debe entregar sus claves y/o combinaciones de tarjetas de coordenadas. Esta es la manera más efectiva para resguardar sus cuentas.